Subir la escalera de palo

En el 2011 el Grupo Uno nos contrató para tomarle fotografías al proceso de construcción, de su edificio de 43 pisos. El reto era poder retratar el esfuerzo de la obra, una de las sesiones fotográficas que se repetian erán las “echadas de loza” (creación de piso) en las madrugadas. Allí estabamos mi asistente y yo 12 am esperando el camión de concreto que vertiría el liquido en la estructura a una altura de 80 metros. Sentados escuchando los cuentos de los obreros o los ronquidos de quienes dormian. Al llegar el caminio teniamos que esperar hasta que las mangueras…